Saltar al contenido

Repsol presenta estrategias de negocio alineadas con Objetivos de Desarrollo Sustentable

  • Para Repsol, la implicación del mundo empresarial en la aplicación de la Agenda 2030 es imprescindible para alcanzar las metas planteadas por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  • Comunicar una selección reducida, priorizada y justificada de ODS es la estrategia de Repsol hacia un verdadero compromiso con la sostenibilidad y la Agenda 2030.
Nota de Prensa
PDF 198 KB Descargar documento

Repsol, empresa comprometida con la sustentabilidad a través de sus 6 ejes: ética y transparencia, personas, operación segura, gestión de recursos e impactos, cambio climático e innovación y tecnología, participó en el foro organizado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para contribuir al conocimiento de diversas experiencias puestas en marcha por la iniciativa privada empresarial para incidir en la consecución de los ODS de la Agenda 2030 (creación de valor social y de valor ambiental).

La Agenda 2030 es el plan de acción más ambicioso desarrollado nunca en favor de las personas, el planeta y la prosperidad, con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas. Para conseguirlo se persigue la implicación de todos los actores, no sólo políticos sino también sociales y, por primera vez en la historia, de las empresas. De hecho, la implicación del mundo empresarial en la aplicación de la Agenda 2030 es imprescindible para alcanzar las metas planteadas por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En este sentido, Esteban Gimeno indicó que “la coordinación entre todos los sectores de la sociedad es clave para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sustentable. Todos juntos lograremos crear una economía circular real, ser más eficientes en el uso de los recursos tanto para la generación como para el consumo de la energía, recursos que permitirán el crecimiento sustentable de la sociedad”.

Para Repsol, la priorización de ODS se ha construido a partir del análisis comparativo entre diversas fuentes, mediante la siguiente metodología:

  • Análisis del Plan Estratégico, los Planes de Sostenibilidad, análisis de materialidad, informes sectoriales y estudios de tendencias.
  • Análisis de las oportunidades de contribución según cada una de esas fuentes.
  • Comparación e integración de los resultados seleccionando los ODS prioritarios.

Resultado de esta metodología, por su papel en el acceso a la energía, contribución al desarrollo socioeconómico y la lucha contra el cambio climático, Repsol concluye que los esfuerzos han de dirigirse principalmente hacia tres objetivos:

ODS 8 - Trabajo decente y crecimiento económico

Contribuciones al desarrollo económico y social, apostando por el empleo de calidad, seguro e inclusivo en toda nuestra cadena de valor. Proporcionando empleo directo a una plantilla mayor de 25,000 empleados de más de 80 nacionalidades.

Contribuciones al crecimiento económico y al desarrollo de las sociedades en las que opera, trabajando con cerca de 5.000 proveedores en el mundo, de los cuales más del 70% son locales.

Promoción de un entorno de trabajo seguro con programas de seguridad anticipativa y programas de formación tanto para empleados como para proveedores y fijando objetivos anuales de reducción de la accidentabilidad personal y de proceso.

ODS 7 - Energía asequible y no contaminante

Una apuesta firme por proporcionar energía y tecnologías cada vez menos contaminantes, más accesibles y seguras que ayuden al desarrollo económico y social.

Aumento en la proporción de energía baja en carbono con la incorporación de las actividades de producción y comercialización de electricidad y gas en el negocio.

Apuesta por la eficiencia a través de años de optimización de procesos para reducir el consumo energético y las emisiones. Llevando a cabo cada año alrededor de 150 proyectos de mejora de eficiencia energética.

ODS 13 – Acción por el clima

Un papel relevante en la transición energética, impulsando la sostenibilidad y la eficiencia de los procesos productivos, hacia un fututo de bajas emisiones compatible con el Acuerdo de Paris.+

Objetivos para reducir CO2, metano y flaring rutinario hacia 2025.

Participación de diversas iniciativas internacionales en materia de acción por el clima como la OGCI (O&G Climate Initiative), Climate Clean Air Coalition y Zero Routine flaring by 2030 initiative, entre otras.

Acerca de Repsol

Repsol es una compañía global presente en toda la cadena de valor de la energía. Desarrolla su actividad en las áreas de mayor potencial energético del planeta, emplea a más de 25.000 personas y sus productos se venden en más de 90 países.

En marzo de 2018 abrió sus primeras estaciones de servicio en México, en las que aplica estrictos estándares de seguridad y calidad, tanto de los productos, como del servicio y la transparencia aplicadas a conseguir la excelencia en el trato al cliente.

Repsol está desarrollando en el país un plan a largo plazo cuyo objetivo es alcanzar una cuota del 8-10% en el mercado mexicano de estaciones de servicio. La compañía tiene previsto destinar 8 mil millones de pesos en el desarrollo de esta red, cantidad a la que se suman las recientes inversiones en infraestructuras para el almacenamiento de más de 750,000 barriles.

Para garantizar la calidad y la transparencia, la compañía ha colocado bombas nuevas y propias en sus más de 180 estaciones de servicio en México, cuyo mantenimiento corre por su cuenta, y ha instalado el Sistema de Estación Segura Repsol (SES Repsol), un sistema consistente en un software y un hardware para el control volumétrico, así como también otros elementos que refuerzan la confiabilidad de la cantidad suministrada por las bombas, a lo que se suma un control diario de medida por parte de la compañía.

México se ha convertido en uno de los países del mundo en los que la compañía está presente con un mayor número de negocios. A las inversiones en infraestructuras y en su red de estaciones de servicio se incorporan las realizadas en el área de lubricantes, celebrando desde julio 2018 un acuerdo con la compañía Bardahl. Gracias a esta alianza, México se convirtió en uno de los principales mercados de lubricantes para Repsol, así como en su centro productivo para Latinoamérica.

En marzo de 2019 incursionó en el mercado mexicano de turbosinas como la primera compañía del mundo en vender producto, sin la intervención de intermediarios, en el aeropuerto de Cancún, el segundo más importante del país.

Actualmente, la red de la compañía tiene presencia en los estados de Veracruz, Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Oaxaca, Puebla, Colima, Tlaxcala, Tabasco, San Luis Potosí, Michoacán, Querétaro, Sonora, Hidalgo, Aguascalientes, Baja California Sur, Chiapas y Quintana Roo.